Cómo Elegir Bien tus Gafas de Sol

Ahora que llegan los días de sol y que pasamos más tiempo al aire libre, tenemos que ser más conscientes de la importancia de utilizar gafas de sol. Y es que, a pesar de que las gafas de sol se utilizan durante todo el año como un complemento de moda, no debemos olvidar que su función principal es la de proteger los ojos de los rayos solares.

El sol emite dos tipos de rayos solares que llegan a la superficie de la Tierra con distinta fuerza e intensidad dependiendo de la época del año y del país en el que nos encontremos. Un tipo de estos rayos son los ultravioletas (UV). Estos rayos ofrecen beneficios al ser humano (regulan la producción de melatonina que ayuda a definir los ciclos de sueño, mejoran la sensación de bienestar…) pero también pueden ser perjudiciales ya que pueden dañar el ADN de las células de la piel y causar quemaduras solares.


Una sobreexposición de los ojos a los rayos ultravioletas, sin la protección adecuada, puede provocar o favorecer la aparición de DMAE (Degeneración macular asociada a la edad), cataratas y envejecimiento de la retina.

La mejor manera de prevenir es utilizar protección contra el sol. Las gafas de sol homologadas cuentan con filtros contra los rayos ultravioleta por lo que mantienen los ojos protegidos mientras se realizan actividades al aire libre. Las gafas de sol homologadas cuentan con todas las garantías de calidad y es imprescindible adquirirlas en un lugar especializado en salud visual, es decir, en una óptica.

Tipos de Gafas de Sol
Hoy en día existen diferentes tipos de gafas de sol para responder a las necesidades de visión de las personas.

Gafas de sol fotocromáticas: las lentes se oscurecen o aclaran en función de la cantidad de luz solar que haya. Se pueden utilizar las mismas lentes en el interior y en el exterior.


Gafas de sol polarizadas: las lentes filtran los rayos de sol que caen en una determinada dirección. De esta manera pueden eliminar los molestos reflejos. Mejoran la visibilidad y aportan confort visual.


Gafas de sol de espejo: Ofrecen gran protección a los ojos. Las lentes llevan un tratamiento químico que hace que reboten los rayos solares al incidir en la superficie. Por todo ello la seguridad ante imprevistos es mayor. Muchas gafas deportivas cuentan con lentes espejadas.


Gafas de Sol y Graduación
Son muchas las personas que tienen problemas refractivos en sus ojos. Hablamos de la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Estos problemas hacen que la visión no sea perfecta y precise de una ayuda para poder ver correctamente. Las gafas graduadas y las lentes de contacto pueden solucionar estos defectos.

Sin embargo, estas soluciones no protegen los ojos de los rayos del sol. La solución pasa por el uso de gafas de sol graduadas. Este tipo de gafas, además de solucionar los problemas de refracción, protegen los ojos de los rayos ultravioleta.

Por otra parte, con los años, las personas desarrollamos presbicia o vista cansada. Esto provoca que no podamos enfocar correctamente en las distancias cortas. Las personas que tienen algún problema refractivo y presbicia pueden utilizar lentes progresivas que les permiten ver bien a cualquier distancia con unas únicas lentes. Y para protegerse del sol, también es posible contar gafas de sol progresivas.

Existen muchas soluciones para mejorar tu visión a la vez que proteges tus ojos de los rayos solares. Recuerda que los ópticos-optometristas son los especialistas que mejor te pueden indicar qué tipo de gafas de sol son las más indicadas para ti en función de tus necesidades visuales y del tipo de actividades que realizas.

Cómo escoger sus gafas según su tipo de rostro – Prensa Libre | Tipos de  anteojos, Tipo de rostros, Tipos de lentes

¡Acércate a Óptica SOS!

Compra ahora